Fragmentos de indecibles

 

el tragasables se ha comido mi daga antes de llegar al esternón

yo nunca quise un sacrificio ritual

no quiero terminar esta muerte

haz que el sol llueva

como una colegiala hazme chupar caramelos mirando la eternidad

que mis calcetines resbalen entre la morera

oh fumar en los parques cigarrillos con amigas íntimas

déjame rodar por la hierba… y esa risa de locura intacta…

déjame mirar al niño rubio del balón que nunca me recordará

 

pero estoy en el centro de la vida

pariéndome

empujando el sol

el mar se escapa entre mis piernas de golpe  y me vacío

todo lo de dentro sale fuera

antes de que estalle

desgarra la paz de mis moléculas

soy la plegaria sin palabras

 

pero al fin o de nuevo

las agujas se aquietan

fluye la corriente  cuidadosa

me deslizo  al mar

alma-r que me inunda

alcanzo  la playa

 

hay cruces de hierro en la orilla

desgarran mi barquito de sangre

 

soy sierva de un odio

un amor

que no nos  pertenece

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *